miércoles, 18 de mayo de 2016

La poesía de los miércoles

Soneto del amor unitivo

Tan unidas están nuestras cabezas
Y tan atados nuestros corazones,
Ya concertadas las inclinaciones
Y confundidas las naturalezas,

Que nuestros argumentos y razones
Y nuestras alegrías y tristezas
Están jugando al ajedrez con piezas
Iguales en color y proporciones.

En el tablero de la vida vemos
Empeñados a dos que conocemos,
A pesar de que no diferenciamos,

En un juego amoroso que sabemos
Sin ganador, porque los dos perdemos,
Ni perdedor, porque los dos ganamos.


Francisco Luis Bernárdez, del libro La ciudad sin Laura, El buque. Colección Juan Gelman



No hay comentarios:

Publicar un comentario